viernes, 25 de diciembre de 2015

Mini Bundt Cakes de turrón y arándanos


¡Feliz Navidad!

Los que os traigo hoy es la solución a vuestros problemas de overbooking turronil. Todo ese turrón desamparado que ha quedado encima de la mesa y da como penica verlo derretirse sin remedio.

Estas fueron mis reflexiones de hace exactamente un año; en vista del mísero futuro que le esperaba a ese inocente turrón blando decidí que quedaría fantástico dentro de unos pastelitos. Además, tenía que estrenar mis moldes de minibundtcakes y me pareció la combinación perfecta: naranja, turrón y arándanos. El resultado son unos minibundts muy jugosos y esponjosos, con el valor añadido de los arándanos explotando en tu boca (si no lo han hecho ya dentro del horno) ummmm!


Ingredientes (para 18 minibundts*):


- 200 gr de harina harina de trigo de todo uso
- 10 gr de levadura química (ej. Royal)
- Ralladura de una naranja (sin la parte blanca)
- 200 gr de turrón de Jijona
- 2 huevos XL (unos 150 g)
- 150 gr de azúcar blanquilla
- 1 yogurt natural
- 70 g de aceite de girasol y 70 g de aceite de oliva sabor intenso
- Una pizca de sal
- Arándanos frescos o congelados
- Moldes para minibund cake*. El molde que he utilizado en esta ocasión tiene los huecos bastante estrechitos. Posiblemente en uno estándar la masa daría para unos 12 bundts en lugar de 18.

Para la decoración:
- Azúcar glass
- Arándanos frescos
- Frutas de pequeño tamaño que tengamos a mano, como uvas, grosellas…

Preparación con Thermomix:

1.- Mezclamos la harina con la levadura, la ralladura de naranja y la sal durante un 1 minuto, velocidad progresiva 5-10 y reservamos.

2.- Introducimos en el vaso el turrón troceado, damos dos golpes de turbo para triturar y reservamos.


3.- Colocamos la mariposa en las cuchillas y batimos los huevos con el azúcar 3 minutos, 37ºC, velocidad 3 y medio. A continuación volvemos a batir, sin temperatura, 3 minutos a velocidad 3 y medio.

4.- Añadimos el turrón reservado, el yogurt y el aceite, y mezclamos 20 segundos a velocidad 2. 

5.- Retiramos la mariposa, introducimos la mezcla de harina reservada y mezclamos 15 segundos a velocidad 2. La harina no estará totalmente integrada. Es muy importante no mezclar la harina con el resto de ingredientes muy rápido, de lo contrario saldrían unas magdalenas muy duras. Por esa razón, es preferible volcar la mezcla en un bol y terminar de incorporar la harina a mano.



6.- Cubrimos la masa con film transparente y dejamos reposar en la nevera como mínimo 2 horas. Se puede dejar hasta el día siguiente.



Hornear:


1.- Precalentamos el horno a 200ºC.

2.- Sacamos la masa de la nevera y la pasamos a una manga pastelera. En este momento no tenía y utilicé una bolsa de congelados a la que le corté una esquinita. Llenamos los moldes (previamente engrasados) hasta ¾ de su capacidad. Los moldes que he utilizado en este caso son muy estrechitos, por lo que los he llenado hasta casi el borde.

3.- Colocamos dentro de cada mini bunt cake 3 o 4 arándanos y los hundimos en la masa. En mi caso, al ser un molde tan estrecho, han quedado prácticamente superficiales.

4.- Introducimos la bandeja en el horno, bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos unos 20 minutos con calor arriba y abajo.


5.- Dejamos enfriar durante 10 minutos encima de una rejilla. A continuación, los desmoldamos y los dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.


A la hora de servirlos como postre navideño quedan muy lucidos espolvoreados con azúcar glass por la superficie.




Espero que os haya parecido una idea tan útil y llena de sabor como a mí y os animéis a darle una nueva vida a vuestros turrones desolados.
Como siempre, todo comentario constructivo será bienvenido y para cualquier duda aquí estaré.


Bicos mil,


Isabel Isa.



Recordaros además que podéis seguirme en las redes sociales:

Facebook: @caramelisas 
Instagram: @Caramelisas 
Pinterest: Caramelisas 











2 comentarios: