sábado, 5 de marzo de 2016

Galletas de pan de jengibre (receta tradicional checa)


Esta  receta que os traigo es una receta tradicional de la República Checa que encontré en el blog de Nani Mosteo. Con esta masa se pueden hacer tanto galletas esféricas (como las de la foto) como planas. Estas últimas e hinchan un poco en el horno y quedan con un característico aspecto abombado, que les aporta un atractivo volumen. El sabor es exquisito, aunque son muy especiadas en el sabor predomina sobre todo el chocolate.


Aquí podéis ver como quedan las galletas planas (foto del blog de Nani Mosteo)



Ingredientes (en mi caso me dio para 5 bolas, pero eso dependerá del diámetro del molde que se utilice):

- 500 g de harina de todo uso.
- 140 g de azúcar superfino (se puede moler el azúcar blanquilla en un molinillo o en la Thermomix. En la receta original utiliza azúcar glass comercial)
- 2 cucharadas de cacao puro en polvo (yo he usado cacao puro Valor)
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1/4 de cucharadita de jengibre molido
- 1/2 cucharadita de canela molida
- 1/4 de cucharadita de clavo molido
- 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
- 1/2 cucharadita de sal fina (la receta original no lo contempla pero a mí me gusta añadir sal a las recetas dulces, para potenciar el sabor)
- 80 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 huevos medianos para la masa, a temperatura ambiente
- 100 g de miel
- 1 o 2 huevos batidos, para pintar las galletas recién salidas del horno

En la receta original también añade (como no tenía no las utilicé):
- una pizca de pimienta negra molida
- una pizca de anís estrellado molido 


Preparación:

1.- Mezclamos en un bol todos los ingredientes secos: harina, azúcar, cacao, bicarbonato sódico, especias variadas, y tamizamos sobre el bol de la amasadora (yo he utilizado una amasadora KitchenAid, roja).


2.- Batimos a velocidad baja con el accesorio de pala y vamos añadiendo los demás ingredientes poco a poco. Los huevos ligeramente batidos, la mantequilla cortada en dados y la miel. La mezcla estará lista cuando comience a separarse de las paredes del bol. En caso de que no haya ligado lo suficiente, se le puede añadir un chorrito de leche. No puedo precisar cuánto porque eso dependerá de cada caso, puede ser una cucharada o más cantidad.

Tal como comenta Nani Mosteo, “la masa resultante es firme, no se pega a los dedos, su color es marrón tostado y desprende un aroma delicioso”. ¡Realmente delicioso! el olor sorprende gratamente y dan ganas de comerse la masa en un canapé.

3.- Dejamos reposar unas 24 horas en la nevera, envuelta en film transparente. También se puede congelar.


A continuación seguimos los pasos de estirado corte y horneado que podéis consultar aquí.

Espero que la explicación haya resultado clara y de utilidad. Para cualquier duda, aclaración o comentario constructivo no dudéis en quemar la sección de comentarios, que siempre serán bienvenidos.


Bicos mil,


Isabel Isa.

  
Recordaros además que podéis seguirme en las redes sociales:


Facebook: @caramelisas 
Instagram: @Caramelisas 
Pinterest: Caramelisas

2 comentarios:

  1. Hola. Probando que funcionan los comentarios. saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Parece ser un problema aleatorio.:(

    ResponderEliminar