viernes, 30 de octubre de 2015

Pastelitos para Samaín (Devil´s food cupcakes for Halloween)




Mouchos, coruxas, sapos e bruxas...

Se acerca el día de difuntos con todos sus rituales: adornar los cementerios con las flores más bonitas, hacer candelabros con calabazas, y como no, disfrutar de la comida típica.
Mi propuesta para este Samaín son unos cupcakes del demonio. Ejem, en mi cabeza lo eran pero ahora que los veo me parecen adorables.
La receta que he utilizado para los cupcakes es la de Devil´s food cupcakes del libro “El rincón de Bea: Delicias para compartir”. Para la cobertura he utilizado una crema de merengue y mantequilla que descubrí en el blog de Saboreando en colores:


Receta para los Devil´s food cupcakes:

Ingredientes (para 12 pastelitos):

- 40 g de cacao en polvo Herseys´s* (yo utilicé Valor)
- 125 g de agua
- 150 g de harina
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 210 g de mantequilla a Tª ambiente*
- 100 g de azúcar blanquilla
- 100 g de azúcar moreno claro
- 2 huevos grandes (entre 63 y 73 g) a Tª ambiente
- 1 cucharadita de pasta de vainilla
- 75 g de leche a Tª ambiente


Preparación:

1.- Llevamos el agua a ebullición, disolvemos el cacao y dejamos reposar hasta que esté a temperatura ambiente.
2.- Mezclamos la harina con el bicarbonato sódico, tamizamos y reservamos.

3.- Preparamos una bandeja para magdalenas colocando los moldecitos en los agujeros. En este caso he utilizado moldes de silicona con forma de maceta, untados con mantequilla. Es importante tener esto listo antes de preparar la masa*.
4.- Precalentamos el horno a 160ºC*.
5.- Batimos la mantequilla con los 2 tipos de azúcar a velocidad media, hasta que la mezcla tenga un aspecto esponjoso.
6.- Vamos incorporando los huevos ligeramente batidos, uno a uno. Tenemos que hacerlo a velocidad baja y no debemos incorporar el segundo hasta que el primero no esté completamente integrado.


7.- Añadimos la pasta de vainilla y la mezcla de cacao y agua.
8.- A continuación vamos incorporando la mezcla de harina en tres veces, intercalándola con la leche, comenzando y terminando por la harina.


9.- Cuando la harina esté totalmente integrada distribuimos la masa en los moldes, llenándolos a ¾ de su capacidad con la ayuda de una cuchara de helado mediana. Más o menos cada pastelito lleva una cucharada generosa de masa.
10.- Para simular los gusanos utilizamos gominolas como las de la foto. En mi caso utilicé unas de la marca Haribo. Como no sabía cómo iban a quedar solamente se las añadí a la mitad de los cupcakes. Quedaron de vicio, así que se pueden utilizar sin problema.

11.- Introducimos la bandeja en el horno y horneamos, con calor arriba y abajo, durante unos 18-25 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga seco.


12.- Dejamos enfriar durante 10 minutos en la bandeja encima de una rejilla. A continuación, los sacamos de la bandeja y los dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.

13.- Una vez fríos, los podemos decorar al gusto. Si no hay tiempo de decorarlos en ese momento se pueden guardar para el día siguiente en una caja de lata o incluso congelar envueltos en parafilm.
Pido perdón por el exceso de fotografías, pero si no, no sería mi blog. 


Notas:

1.- Esta receta debe hacerse con cacao en polvo Herseys´s, que es cacao en polvo natural. Cómo no lo he encontrado en ninguna tienda física, he utilizado el de la marca Valor, que es cacao en polvo procesado para corregir su acidez mediante el llamado procesado holandés. Tenéis más información al respecto en este post de Bea Roque. En cualquier caso, no sirve Colacao, ni chocolate a la taza, ni derivados.

2.- El término temperatura (Tª) ambiente se refiere a una Tª en torno a los 20 ó 25 ºC. Cuidado en verano con esas mantequillas.

3.- Es importante que las recetas que utilizan bicarbonato sódico como gasificante se horneen cuanto antes. Las burbujas se formarán desde el momento en que se humedece el bicarbonato, si tardamos mucho en hornear la reacción habrá disminuido y nos saldrá un bizcocho tocho. Podéis encontrar más información al respecto aquí y aquí

4.- Horneamos a una temperatura relativamente baja (160 ºC) para obtener unos cupcakes con una superficie lo más plana posible, más fáciles de decorar. En este caso no nos interesa tener un buen copete, pues tendríamos que recortarlo. 

Receta de crema de merengue y mantequilla para la cobertura (swiss meringue buttercream):

Ingredientes (600 g):


- 100 g de claras de huevo a Tª ambiente
- 200 g de azúcar blanquilla
- 300 g de mantequilla cortada en dados, a Tª ambiente
- ½ cucharadita de extracto de vainilla transparente.
- Batidora amasadora. Es importante disponer de una batidora potentorra para poder hacer este tipo de cremas, puesto que necesitan mucho tiempo de batido. Ya sé que no es un ingrediente.

Preparación:

1.- Introducimos las claras y el azúcar en el cuenco de la batidora o robot que vayamos a utilizar y lo colocamos al fuego al baño María. Todo el material utilizado deberá estar perfectamente limpio y seco, sin restos de agua ni grasa, de lo contrario no montarán las claras.
2.- Removemos la mezcla constantemente con unas varillas hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Lo podemos comprobar colocando un poco de la misma entre los dedos. No debemos detectar ni un grano. Si tenemos un termómetro, cuando la mezcla alcance los 65ºC estará lista.









3.- En este momento pasamos inmediatamente el bol a la batidora y mezclamos a velocidad media-alta durante unos 10-15 minutos, hasta obtener picos definidos y consistentes. En caso de que alcancemos esta consistencia antes de que se enfríe el bol seguiremos batiendo un poco más. Si añadimos la mantequilla a la mezcla caliente se derretirá.
4.- Cambiamos las varillas por la pala y vamos añadiendo los dados de mantequilla, a velocidad baja, uno a uno. Es posible que pasados unos minutos la mezcla tenga aspecto de haberse cortado. Es completamente normal, seguiremos batiendo hasta obtener una consistencia cremosa y brillante.
5.- Por último, incorporamos el extracto de vainilla y mezclamos hasta integrar.
6.- ¡Y ya tenemos la crema lista para teñir con los colores que necesitemos y adornar nuestros pastelitos!




Decoración:

Ingredientes:

- Crema de merengue y mantequilla
- Para teñir la crema: Colorantes Americolor: electric green, electric orange y violet
- Boquilla para hierba y cabello: nº 233
- Boquilla para fantasmita: nº 12
- Boquilla para pelo de bruja: nº 104
- Para las tumbas: Galletas tipo Oreo recortadas
- Para los gusanos: gominolas rojas
- Para el árbol tenebroso: Chocolate para fundir
- Para las brujas novatas: Pasta de azúcar (fondant) de colores











2 comentarios:

  1. La verdad es que tienen una pinta deliciosa a la par que terrorífica. Ñam! Enhorabuena

    ResponderEliminar